Administración proambiental

En cada etapa de su gestión empresarial, Hanwha se esfuerza contínuamente por reducir los impactos medioambientales incrementando el uso de fuentes de energía de bajo carbono y construir plantas de fabricación seguras que se ganen la confianza de la comunidad regional.

  • Sistema de gestión avanzada para la seguridad
    ambiental y reducción del cambio climático
    En 1991, a través de la campaña ECO-2000, Hanwha se convirtió en la primera empresa surcoreana en implementar la gestión ambiental y en 2000 declaró la Política de Seguridad, Salud y Ambiente (ECO-YHES, por sus siglas en inglés) para la aplicación de valores de seguridad, salud y medioambiente en la gestión empresarial como un concepto clave y, desde entonces, ha implementado prácticas de manejo sustentable en temas de seguridad ambiental, salud, energía y gases de efecto invernadero bajo el liderazgo del Hanwha Eco-Institute, inaugurado en 2001. Con el fin de mejorar la administración de seguridad ambiental a un nivel global, ha seleccionado empresas de renombre mundial de cada industria para tomarlas como punto de referencia. Además, Hanwha ha creado el plan maestro para 2020, que incluye diferentes índices de desempeño ambiental y de seguridad como el índice de gases de efecto invernadero, el índice de productividad energética y la tasa de lesiones con tiempo perdido (LTIR, por sus siglas en inglés), etc. y estableció el sistema de gestión de objetivo a mediano plazo, que determina el nivel de indicador de rendimiento principal para cada año a fin de reflejarlo en la evaluación.
  • Reducción de gases de efecto invernadero y residuos
    La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero es una de las tareas prioritarias de todas las empresas del mundo. Desde 1999, con la formación del grupo operativo de racionalización de uso de energía, inició plenamente las actividades para reducir emisiones de gases de efecto invernadero y aumentar su productividad con el ahorro de energía. Ha reducido la eliminación de desechos mediante el reciclaje de residuos de resinas y hormigones, cartuchos de tóner de computadora y tinta de impresoras. También ha instalado equipos de ahorro de agua en todos los edificios de las oficinas de Hanwha, el Edificio 63 Building, hoteles y condominios. En 2015, logró reducir el consumo de energía de 14.000 TOE (toneladas de petróleo equivalente), ahorrando 8 millones de dólares estadounidenses; a su vez redujo emisiones de 40.000 toneladas de gases de efecto invernadero, que equivale a 13 veces el volumen de gases de efecto invernadero que podrían ser absorbidos por un bosque del tamaño de la zona de Yeoido de Corea. Por otra parte, ha reducido 12.000 toneladas de residuos sólidos y 180.000 toneladas de aguas residuales a través de una gestión meticulosa de residuos y el uso razonable del agua.
  • I+D y negocios amigables al medio ambiente Hanwha es la primera empresa coreana en tomar la delantera para el fomento de una sociedad baja en carbono uniéndose voluntariamente al Proyecto de Divulgación de Emisiones de Carbono (CDP, por sus siglas en inglés) en 2011. Hanwha Chemical fue la primera compañía surcoreana en recibir el Carbon Trust Standard (CTS), una de las certificaciones globales de gestión energética de carbono, que se otorga a las empresas que demuestran excelentes iniciativas contra el cambio climático. En 2014, esta firma fue reconocida por su compromiso con la gestión proambiental tanto dentro como fuera del país, recibiendo el Premio Especial de Gestión de Carbono como resultado de la participación en CDP.

    Hanwha SolarOne (actualmente Hanwha Q CELLS) ha sido el primer proveedor de soluciones de energía solar fotovoltaica del mundo en obtener la certificación de etiqueta de carbono que satisface el estándar internacional de ISO 14076 para los módulos solares HSL 60 Poly y HSL 72 Poly en 2014. Además, Hanwha Group asumió el liderazgo en la puesta en práctica de la compra verde en el momento de adquirir materiales de construcción y aparatos de oficinas, incluyendo los de iluminación, papeles de impresión, etc. para que sean más eficientes y reciclables, gastando en dicha tarea aproximadamente 14 millones de dólares estadounidenses en 2015. Todas los sucursales de Hanwha Gallería son tiendas verdes con certificación del Ministerio del Medio Ambiente de Corea y operan el programa verde desde 2011 para distribuir bolsas ecológicas y proporcionar cupones canjeables por productos y puntos verdes a los clientes que compran artículos ecológicos de bajo carbono.
  • Establecimiento de la cultura de seguridad Hanwha trabaja arduamente para ganar la confianza de las comunidades locales promoviendo la seguridad como un componente importante de su cultura corporativa y creando un lugar de trabajo seguro para sus empleados. En particular, el ‘Sistema permanente de gestión de seguridad’, la ‘Política de responsabilidad de línea’ y la ‘Política de sanciones definitivas después de tres reincidencias’ está en el centro de la implementación severa de las reglas de seguridad. El sistema permanente de gestión de seguridad se refiere a la ejecución de comprobación periódica del sistema de seguridad, implementada conjuntamente entre el Eco-Instituto del Grupo, las oficinas matrices de las empresas afiliadas y las plantas e instalaciones de cada una de las mencionadas para verificar el estado de seguridad de cada planta y aumentar la conciencia de seguridad de sus empleados. De acuerdo con la política de sanciones definitivas, después de tres incidencias, los empleados que violen tres veces las normas de los procedimientos básicos son reprendidos independientemente de si ha ocurrido o no un accidente. Después de implementar estas políticas, la división de maquinaria de Hanwha Corporation mejoró su desempeño con un récord de 24 veces sin accidentes y con una tasa de accidentes de tiempo perdido (LTIR) de sólo 0,09, alcanzando con esto un rendimiento de seguridad de nivel global.
Hemos publicado voluntariamente nuestras emisiones de gases invernadero y también participamos en el CDP (Carbon Disclosure Project – Proyecto de Divulgación de Carbono) para encabezar el movimiento hacia una sociedad con bajas emisiones de carbono. En 2013, redujimos el consumo de energía a 17.472 TOE (Toneladas Equivalentes a Petróleo), ahorrando US$ 11,4 millones, lo que a su vez redujo las emisiones de gases de efecto invernadero en 48.000 toneladas. También se redujeron los gastos en desechos y tratamiento de los mismos en US$ 2 millones, o 15.000 toneladas de materiales de desecho y 519.000 toneladas de aguas servidas.
Back to top