Bosque Solar Hanwha: la forma más inteligente de plantar árboles para evitar la desertización


En aquellos países en los que los desiertos no son habituales, la desertización puede sonar como algo distante. Sin embargo, la situación es mucho más seria de lo que podría pensarse. Kofi Annan, el que fuera Secretario General de las Naciones Unidas, dijo en una ocasión que la desertización es uno de los mayores problemas a los que se enfrenta la civilización. Según un informe reciente de la UNCCD (Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación), a lo largo de los últimos 40 años, 24 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares debido a la desertización y, además, una tercera parte de la tierra cultivada con cereales ha sido asolada.

Con el fin de contribuir a resolver el problema de la desertización, Hanwha mantiene su compromiso de llevar a cabo nuestra misión de hacer frente a los desafíos del cambio climático y del agotamiento y pobreza energéticos. Esperamos generar un cambio positivo para la comunidad a través de iniciativas tales como la plantación de árboles y la reforestación. A largo plazo, además, avanzaremos en tecnologías limpias y fomentaremos la viabilidad de un futuro “verde” y sostenible.

The Hanwha Solar Forest

¿Qué es el Bosque Solar Hanwha?

Mediante unos simples toques en su smartphone, camino al trabajo, puede hacer que se plante un árbol y pueda desarrollarse un bosque en el mundo real.

El Bosque Solar Hanwha es una innovadora campaña a través de la cual los usuarios de smartphones plantan árboles virtuales utilizando sus dispositivos móviles. A cambio, Hanwha planta un bosque real en una zona afectada por la desertización.

Además de aumentar la conciencia mundial sobre la desertización, el objetivo de esta campaña también es dotar de mayor significado la adopción de medidas en favor de una solución medioambiental, mediante una colaboración colectiva global.

Como resultado, Hanwha se asoció con Tree Planet para colaborar en el lanzamiento de un juego para móviles también llamado “Tree Planet”, que además es una aplicación oficial de la UNCCD. Esta aplicación permite a los usuarios de smartphones plantar un árbol a través de sus dispositivos móviles. A día de hoy, gracias a Hanwha y a los esfuerzos de los entusiastas usuarios de smartphones, ya se han plantado dos nuevos bosques en diferentes partes del mundo.

Primer Bosque Solar Hanwha en Tujiin Nars, en Mongolia

Se sabe que Mongolia es una de las regiones del mundo más afectadas por la desertización, que cuenta con bosques en apenas un 4% de su territorio. En los últimos 40 años, la temperatura media de Mongolia ha subido 2ºC, lo que casi equivale al doble de la media mundial. Se calcula que, debido a este incremento, han desaparecido un total de 1.200 lagos y 900 ríos. El impacto se deja sentir en la vida de los habitantes de Mongolia, donde la comida ya no abunda.

Por todo ello, Hanwha decidió ayudar a Mongolia.

En 2012, más de 350.000 personas participaron en esta campaña a través de la aplicación de Tree Planet. Gracias a esta iniciativa plantamos el Primer Bosque Solar Hanwha, en el que 230.000 árboles virtuales cultivados fueron finalmente plantados en la provincia de Selenge (Mongolia), tal y como correspondía.

Según se prevé, a lo largo de la próxima década la región tendrá 45.600 kilogramos de tierra suelta que, de otro modo, habrían contaminado el agua y el aire. Ahora, el bosque, debidamente ubicado, será una protección frente a la contaminación del agua y del aire, evitando que las partículas de polvo en suspensión caigan al agua y eliminando del aire el nocivo dióxido de sulfuro, el dióxido de nitrógeno y el dióxido de carbono. El bosque seguirá creciendo y sus raíces crearán una base sólida que se estima ayudará a evitar que unas 45.600 hectáreas de tierra se viertan al agua.

Estas son algunas cifras asombrosas. Vea nuestro vídeo para comprobar lo que realmente puede conseguirse gracias a los importantes esfuerzos de colaboración de los benefactores del mundo.

El Primer Bosque Solar Hanwha (vídeo)
Reserva Natural de Tujiin Nars, Mongolia, 2012

Bosque Solar Hanwha - Evento de plantación de árboles en Ningxia | Español

//www.youtube.com/embed/1bLMq4RNQXI

En septiembre de 2011, Tree Planet y Hanwha Group lanzaron un juego para smartphones que realmente planta árboles en Mongolia. Un Año Después 24 de noviembre de 2012, Tujiin Nars, Mongolia 350.000 usuarios del juego plantaron 230.000 árboles en el Desierto de Mongolia. Patrocinado por Hanwha El 1º informe sobre el Bosque Hanwha Solar contra la Desertificación en las Reservas Naturales Tujiin Nars de Mongolia. Tottori: Residente Local “Tujjin Nars es un gran bosque de pinos de casi 160 hectáreas. Se plantaron 230.000 alerces en 60 hectáreas en el norte de la Reserva Natural de Ulan Bator.” Khan: Guardabosques de la Reserva Natural ”Los árboles plantados pasarán el invierno cubiertos de nieve. Estamos trabajando con las ONG locales para asegurarnos que sobrevivan el invierno.” Universidad Nacional de Mongolia Batu: Decano del Departamento de Ingeniería Forestal, Universidad Nacional de Mongolia ”La desertificación de Mongolia es un problema ambiental global. Creemos que la constante participación de empresas y organizaciones tales como el Grupo Hanwha y Tree Planet pueden evitar y ayudar con la desertificación.” Hyung Soo Kim: CEO de Tree Planet ”Este es el Bosque Solar Hanwha donde están creciendo nuestros retoños. Los árboles que nuestros usuarios enviaron han evitado la desertificación en Mongolia y hasta ayudan contra el calentamiento global. Les agradecemos muchísimo por unirse a nuestros esfuerzos por salvar el mundo.” plantas para todos

El Primer Bosque Solar Hanwha (vídeo) Reserva Natural de Tujiin Nars, Mongolia, 2012

Segundo Bosque Solar Hanwha, Ningxia, China

En 2013, Hanwha trabajó sin tregua para prevenir la desertización y tomó la decisión de seguir avanzando para llevar a cabo el Segundo Bosque Solar Hanwha. Para este proyecto se eligió la Reserva Natural Nacional de Ningxia, en China. En esta zona del planeta se originan las graves tormentas de polvo amarillo que tan serios problemas causan en el noreste de Asia. Por este motivo, Ningxia (China) fue objeto de especial consideración por parte de Hanwha para continuar desarrollando allí el proyecto del Bosque Solar Hanwha.

El siguiente documental muestra nuestros procedimientos:

El Segundo Bosque Solar Hanwha (vídeo)
Reserva Natural Nacional de Baijitan en Ningxia, China, 2013

El Segundo Bosque Solar Hanwha | Español

//www.youtube.com/embed/0pIIyO2smrQ

Durante los últimos 50 años, una superficie de alrededor de la mitad de las islas británicas se ha transformado en desierto en China. La desertificación se expande rápidamente a otras regiones, tales como Japón y Corea. ONG de todo el mundo están sembrando árboles para ralentizar el avance de la desertificación. Sin embargo, ustedes saben que las instalaciones para provisión de agua para bosques consumen combustibles fósiles, los que generan la mayor contribución al calentamiento global. Actualmente la mayoría de las plantas energéticas consumen combustibles fósiles para mantener los bosques. Hanwha ha buscado soluciones y ha encontrado que la respuesta proviene del sol. ¡Sí! Podemos utilizar la luz solar en el desierto. En julio de 2012 se instaló la primera planta generadora de energía solar en la región autónoma de Ningxia, China. Esto se ha hecho en colaboración con la Convención de las Naciones Unidas para Combatir la Desertificación. La instalación provee agua limpia al vivero y permite la germinación de millones de semillas. Además, durante 2013 se enviaron los árboles acumulados por el juego TreePlanet patrocinado por Hanwha para ser plantados en el desierto. Qué hermoso desafío es hacer que los árboles obtenidos gracias a un juego crezcan con energía solar. Pronto podremos cambiar el desierto por un espacio verde. Un Futuro Libre de Contaminación y de Agotamiento. Lo construiremos con usted. Hanwha.

El Segundo Bosque Solar Hanwha (vídeo) Reserva Natural Nacional de Baijitan en Ningxia, China, 2013



Desde enero de 2013, más de 300.000 personas han contribuido a que se planten árboles en el segundo Bosque Hanwha. Se espera que para finales de 2013, se habrán plantado 200.000 árboles más en Ningxia, China. Esta iniciativa dará lugar a un bosque de 110.000 metros cuadrados contra la desertización, el cual se prevé que absorba 2.470 toneladas de CO2 a lo largo de los próximos 10 años. Además, al retener el polvo, reducir la escorrentía y controlar la población de insectos, desempeñará un importante papel en la prevención de las tormentas de polvo amarillo.

Empleados de Hanwha plantando árboles en el desierto de Mu Us.



Hanwha está orientando sus esfuerzos hacia la creación de una “Energía para el Mañana”, creando un futuro más vital y sostenible para las próximas generaciones. Somos conscientes de que el problema global de la desertización no es algo que pueda resolverse de la noche a la mañana, y de que tenemos que seguir cuidando el mundo en que vivimos. Hanwha confía en que la comunidad global continuará prestando atención al proyecto del Bosque Solar Hanwha, ya que esta iniciativa ha creado una nueva forma de combatir la desertización, incrementando la toma de conciencia sobre esta cuestión y generando interés hacia la participación voluntaria.

La singularidad del Segundo Bosque Solar Hanwha

Una plantación 100% sostenible y alimentada por energía solar

En 2012, Hanwha donó e instaló una planta generadora de energía solar fotovoltaica de 80 kWh, construida por Hanwha SolarOne, Co. Ltd., a la Reserva Natural Nacional de Baijitan en Ningxia, China, que es un socio regional de la UNCCD. Hanwha también proporcionó la formación técnica necesaria al personal de la planta.

El sueño de un “Bosque Libre de Carbono”

Hanwha se ha centrado en esta situación: se queman combustibles fósiles para generar la energía necesaria para el riego de la plantación, pero los combustibles fósiles son una de las principales causas de la desertización. Por tanto, Hanwha se propuso reducir el uso de combustibles fósiles aplicando su tecnología solar para generar la energía necesaria para el cuidado de los árboles que se plantasen.

Al segar los árboles que han crecido gracias a la tecnología solar de Hanwha, el Segundo Bosque Solar Hanwha pudo ser sostenible y el sueño de un “Bosque Libre de Carbono” se hizo finalmente realidad.

Hanwha descubre maneras de utilizar la energía solar para mejorar el mundo en el que vivimos y transformar positivamente la comunidad global, aprovechando las ventajas de nuestras propias tecnologías de energía solar.

El objetivo de esta campaña es cultivar árboles sin contaminar la atmósfera. Partiendo de esta idea, la energía solar desempeñó un papel fundamental en esta campaña de silvicultura. En vez de quemar combustibles fósiles para generar la energía necesaria para regar los árboles, la tecnología solar de Hanwha se emplea para generar energía y cuidar con ella los árboles que se plantan. Gracias a esta instalación ecológica, el Segundo Bosque Solar Hanwha pudo ser un bosque sostenible y libre de carbono.

Paneles solares instalados en Ningxia, China

TreePlanet3 App
Si planta un árbol virtual utilizando Treeplanet3 App, un árbol real crecerá en el Bosque Solar Hanwha.
Back to top