El cambio comienza en las oficinas de la casa matriz: La renovación ambientalmente sostenible del edificio de Hanwha simboliza el compromiso de Hanwha de crear un futuro más ecológico

El nuevo aspecto del edificio central de Hanwha, cuyo diseño es ambientalmente sostenible, destaca de entre los edificios vecinos

A lo largo de la década de 2010, Hanwha se sometió a una metamorfosis corporativa. Con la Cuarta Revolución Industrial en marcha, Hanwha ha estado reposicionándose como una empresa con visión al futuro al invertir en motores de crecimiento futuro como la energía solar, la tecnología de motores de aeronaves y la tecnología financiera. Para manifestar externamente esta transformación simbólica, Hanwha le encargó a UNStudio, una reconocida firma de arquitectura holandesa, que modernizara su sede mundial en Seúl, Corea.

El equipo de UNStudio, bajo la dirección de Ben van Berkel, asumió la tarea de rediseñar toda la fachada del Edificio Hanwha desde cero. Además del cambio de imagen visual, también tenía la misión de que el diseño del edificio fuera más sostenible ecológicamente. Para cumplir con ambos cometidos, el equipo de UNStudio creó una "fachada reactiva" que es visualmente llamativa a la vez que aprovecha el sol para reducir el uso de electricidad del edificio.

El Edificio Hanwha era originalmente un bloque de oficinas estándar de Corea de los años ochenta. Su renovación dio como resultado un aspecto mucho más original y dinámico

"Diseñamos una ´fachada reactiva´ basada en tres variables claves: asignación de espacio externo e interno, temperatura interior y consideración ambiental", dijo van Berkel, cuando fue entrevistado por SPACE, un sitio web de arquitectura coreana.

El modelado por computadora mostró a UNStudio la cantidad de luz solar que recibe cada sección de la fachada del Edificio Hanwha. Los arquitectos crearon el diseño visual basado en estos datos

Para crear la fachada reactiva, UNStudio utilizó un diseño paramétrico, en el que la forma está determinada por la función. Utilizando modelos de computadora, la empresa determinó qué secciones de la fachada del Edificio Hanwha recibían la mayor y cuáles la menor cantidad de luz solar. Luego diseñaron varios módulos de ventanas de aluminio y vidrio diferentes y utilizaron los datos de los modelos de computadora para determinar cómo se colocarían en mosaico los módulos.

Las áreas que reciben más sol tienen ventanas más gruesas y aisladas para reducir la carga de calor del edificio y reducir el uso de aire acondicionado en el verano. El marco de aluminio en estas áreas también está colocado en un ángulo determinado para proporcionar sombra a quienes trabajan en el interior.

Las áreas que reciben menos sol, por otro lado, tienen un marco de aluminio plano para permitir la entrada de más luz natural, lo que reduce la necesidad de iluminación artificial. También tienen ventanas más delgadas para permitir la entrada de más calor solar, lo que reduce la necesidad de calefacción de combustibles fósiles en el invierno.

La fachada del Edificio Hanwha pasa del encuadre angular al encuadre plano según la cantidad de sol que reciba cada sección

Esto dio como resultado que el exterior del Edificio Hanwha tuviera un diseño visualmente más dinámico que presenta bandas asimétricas ondulantes de ventanas grandes y pequeñas. Más allá de su propósito práctico, los marcos planos de aluminio en las secciones que reciben menos sol actúan como ´zonas de transición´. Éstos interrumpen el diseño de la fachada y proporcionan ‘áreas de estabilidad’ en las que los ojos de los observadores pueden reposar mientras observan la fachada del Edificio Hanwha.

"El modelo de diseño paramétrico le da a la fachada una sofisticación diversa y atípica", dijo van Berkel en su entrevista con SPACE. "Los marcos de aluminio y vidrio aislado son muy llamativos al tiempo que garantizan la comodidad interior y reducen el consumo de energía".

Algunas persianas de las ventanas del Edificio Hanwha incorporan módulos solares para producir la electricidad mientras protegen a las personas del interior de la luz solar

Los módulos solares integrados en el marco de aluminio de la fachada reducen aún más el consumo de energía del Edificio Hanwha. Debido a que el edificio carece de espacio adecuado en el techo, los módulos se instalaron en persianas en áreas que reciben la mayor cantidad de luz solar. En total, el Edificio Hanwha tiene 275 m² de módulos solares Q.PEAK de Hanwha Q CELLS en su exterior. Esto puede compensar el uso tradicional de electricidad del Edificio Hanwha hasta 800kWh/m² por año.

La nueva fachada del Edificio Hanwha es un símbolo de lo funcional y lo visual, parte del compromiso de Hanwha con la sostenibilidad ambiental. En todo el mundo, Hanwha encabeza una amplia gama de proyectos y campañas, incluyendo aquellas que aumentan el acceso a la energía mediante la donación de paneles solares, combatiendo así la contaminación con energía solar y la replantación de bosques para compensar las emisiones globales de carbono.

En todos los sitios que esta firma despliega sus negocios e industria, Hanwha se dedica a resolver los problemas ambientales y garantizar un futuro más ecológico para las generaciones más jóvenes.

newsletter search

Suscripción al Boletín de Noticias

Suscríbase y sea el primero en enterarse de las últimas novedades y logros del Grupo.

Al enviar su dirección de correo electrónico,
se considerará que usted acepta los términos y condiciones de uso

Contacte con nosotros

Gracias por su interés en Hanwha.
Por favor, contacte con nosotros para sus consultas.

Envíe un correo electrónico

Mensaje de Información

Indique su dirección de email.

Mensaje de Información

Indique una dirección correcta de email.

Mensaje de Información

Gracias por inscribirse en el boletín de noticias.
Su cuenta de email ha sido registrada exitosamente.

Back to top