¿Por qué el plástico no es tan malo para nuestro futuro?


[13 de junio de 2019] Acorde aumenta la preocupación sobre la contaminación global, todo el mundo está buscando formas de reducir su impacto en el medio ambiente. Pero en medio de la discusión sobre la necesidad de adoptar materiales más reciclables y alternativos, hay un dato inesperado que nos toma por sorpresa: el plástico, en realidad, desempeña un papel beneficioso para mejorar el medio ambiente.

El plástico reduce los costos ambientales

Muchas personas se sorprenderían al saber que el uso del plástico tiene un efecto ambiental positivo neto.

El polipropileno (PP) es un material plástico liviano, resistente al calor y no tóxico que se usa en artículos cotidianos, desde biberones hasta electrodomésticos. Cuando se utiliza en el envasado de alimentos, el PP y otros tipos de plástico pueden ayudar a reducir el desecho de alimentos hasta un 20%, evitando que millones de toneladas de alimentos en mal estado terminen en los vertederos.

Hanwha Total Petrochemical es uno de los principales productores de PP actualmente en uso en todo el mundo.

Los envases de plástico ayudan a reducir la enorme cantidad de desechos de alimentos que generan los seres humanos (fuente: Banco de Imágenes Getty)

Los beneficios de usar plástico también tienen un impacto financiero real.

Una serie de estudios realizados por Trucost, una compañía global de análisis de datos y riesgos ambientales mostró que el uso de materiales alternativos en lugar de plásticos en productos de consumo y empaques, en realidad, aumenta los costos ambientales casi cuatro veces, de USD 139.000 a USD 533.000 millones anuales.

El impacto negativo en el medio ambiente es mayor cuando sustituimos el plástico por materiales alternativos

El plástico impulsa la sostenibilidad

Actualmente el plástico es el material elegido para la fabricación de vehículos. Las innovaciones modernas significan que los plásticos de la actualidad pueden alcanzar hasta el 50 por ciento del volumen de un vehículo, pero solo alrededor del 10 por ciento de su peso.

Los materiales de polímeros avanzados, como los termoplásticos reforzados con esterillas de vidrio (GMT por sus siglas en inglés), StrongLite, producidos por Hanwha Advanced Materials, son tan duraderos como el acero, pero un 20 a un 25 por ciento más livianos. Se utilizan comúnmente para producir componentes como parachoques, marcos de respaldo, cubiertas interiores y cubiertas exteriores para trenes de aterrizaje.

Los fabricantes de vehículos aumentan la cantidad de plástico que utilizan en el vehículo para reducir el peso y ahorrar combustible

Los vehículos más livianos consumen menos combustible y emiten menos óxido de carbono y nitrógeno a lo largo de su vida útil. Para un automóvil de pasajeros promedio, una reducción del 10 por ciento en su peso se traduce en una disminución de cinco a siete por ciento en el consumo de combustible.

Lo que es aún más impresionante es que los últimos aviones de pasajeros transcontinentales hacen un uso tan extenso de compuestos plásticos que llegan a igualar la economía de combustible del vehículo familiar promedio por pasajero.

El plástico contribuye a lograr la energía limpia

Los copolímeros de acetato de etileno y vinilo (EVA) se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo la energía solar, debido a su durabilidad, resistencia a los rayos UV y sus propiedades impermeables.

Las películas laminadas hechas de copolímeros de EVA son vitales en la construcción de células y módulos solares. Al proteger los elementos fotovoltaicos de las celdas y los módulos de la lluvia, el polvo, los golpes y los rayos UV, las películas de EVA permiten mantener su eficiencia durante décadas y son capaces de funcionar sin problemas incluso en los entornos más hostiles.

Hanwha Chemical es el mayor productor mundial de EVA, con una participación de mercado del 35 por ciento.

Los híbridos de plástico son el material ideal para usar en la fabricación de productos de energía limpia como los módulos solares, que requieren durabilidad y resistencia a la intemperie

Otros avances en la investigación de la energía fotovoltaica y de plástico harán que la energía solar sea casi omnipresente en la vida cotidiana. No muy lejos en el futuro, las células solares se volverán casi invisibles gracias a la I + D que actualmente se está realizando para crear células solares de plástico que se puedan imprimir en paredes, ventanas y otras superficies, incluyendo superficies curvas.

Máximo aprovechamiento del plástico

Además de los factores amigables con el medio ambiente del plástico, hay una gran variedad de formas en que se puede tratar la basura plástica para reducir drásticamente la cantidad de desechos que se deben botar.

Las nuevas tecnologías, como la pirólisis de plasma en frío, permiten recuperar cantidades importantes de material utilizable durante el reciclaje. La gasificación, mientras tanto, puede convertir el plástico en gasolina sintética y diésel.

Los últimos avances en materia de fabricación de plástico han dado como resultado productos plásticos como el PP producido sin aditivos y son 100 por ciento reciclables, lo que reduce drásticamente la cantidad de residuos. Los avances en las tecnologías de reciclaje de plástico también han permitido que los materiales plásticos se reciclen varias veces antes de que ya no se puedan usar.

El plástico aún puede usarse cuando llega al último punto de su ciclo de vida, ya que las plantas de Energía a partir de Residuos (o de Residuos a Energía) pueden quemarlo para producir electricidad y reducir la cantidad de residuos que llegan a los vertederos.

Los avances en la tecnología de reciclaje de plásticos minimizan el impacto ambiental del uso de plástico

Hanwha apuesta por un plástico más limpio

Hanwha se dedica a reducir el impacto ambiental del plástico, volcando el máximo esfuerzo para minimizar sus emisiones de gases de efecto invernadero. Las plantas petroquímicas de Hanwha procesan los subproductos de la fabricación de plásticos para crear otros productos, reciclar el calor residual e incluso utilizar el vapor generado durante el proceso de producción para generar electricidad y reducir la dependencia de las centrales eléctricas externas.

En Hanwha, hacemos todo lo posible para minimizar el impacto ambiental de la producción de plástico

El plástico es un material indispensable en el mundo actual y será igual de vital para el futuro inmediato. Hanwha seguirá asegurándose de que el plástico continúe teniendo un impacto ambiental positivo en todo el mundo.

Como participante y defensor del programa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, Hanwha se compromete a encontrar soluciones para enfrentar los principales desafíos ambientales de nuestros días. Desde programas para reducir las emisiones de carbono y desperdicios industriales hasta el desarrollo de materiales más ecológicos y fuentes de energía renovable altamente eficientes, Hanwha está contribuyendo para que las empresas y la sociedad forjen un futuro más sostenible.

newsletter search

Suscripción al Boletín de Noticias

Suscríbase y sea el primero en enterarse de las últimas novedades y logros del Grupo.

Al enviar su dirección de correo electrónico,
se considerará que usted acepta los términos y condiciones de uso

Contacte con nosotros

Gracias por su interés en Hanwha.
Por favor, contacte con nosotros para sus consultas.

Envíe un correo electrónico

Mensaje de Información

Indique su dirección de email.

Mensaje de Información

Indique una dirección correcta de email.

Mensaje de Información

Gracias por inscribirse en el boletín de noticias.
Su cuenta de email ha sido registrada exitosamente.

Back to top